Todo sobre Rusia

sábado, 28 de febrero de 2015

Campaña contra el alcoholismo en Rusia Carteles epoca sovietica.

¡No!Cartel de 1954.


Fascinantes y asombrosos posters creados por el gobierno de la Unión Soviética contra el alcoholismo en la etapa que va desde 1929 a 1969, los cuales promovían una vida sobria.


'Los espías extranjeros intensamente van a la caza de los amantes de la bebida' . 1959


Cartel que puede verse hoy en el metro de Moscú con una frase de Séneca: 'El borracho hace muchas cosas de las que se sonrojaría estando sobrio'.


'¡Párate! Ultima advertencia ' . 1929
El problema de la bebida aumenta de gradación en el campo, donde los lugareños destilan su vodka casero o 'samagón' al margen de todo control sanitario. En el siglo XIX (cuando el vodka se medía a cubos) fue costumbre pagar a los campesinos con varios litros de bebida nacional. Fruto de aquel riego por aspersión se recogen ahora los índices más crecidos de alcoholemia en toda Europa. En cuestiones antialcohólicas, Moscú lo tiene difícil para que la botella empiece a parecer medio llena . Y ello se deba a lo mucho que el vodka lleva calando en la sociedad rusa desde que en 989 el príncipe Vladimir desechó el Islam como religión nacional de Rusia argumentando que "la bebida nos da la vida".
Desde el primer monopolio establecido en 1474 por Iván III (el primero que supo sacarle liquidez al 'agüita'), los estadistas rusos han basculado entre la necesidad material de ingresar beneficios por la venta de vodka y el deber moral de combatir el alcoholismo. Durante las siete décadas que duró el monopolio soviético del vodka, la URSS desarrolló campañas antialcohólicas con sensacionales carteles admonitorios como los que ilustran este post. Lo que la propaganda soviética siempre nos ocultó fue que el hombre que declina beber en el primer cartel es el mismo que aparece beodo en el segundo, tras no haber sorteado con éxito la primera pregunta-trampa.
En este 'museo' virtual de carteles contra el alcohol se pueden apreciar otros muchos intentos del Estado soviético para abrirle los ojos a quien se pone ciego. Heredero directo de aquellos iconos moralizantes es el cartel que cuelga hoy en el metro de Moscú y que representa a un hombre con la cara encarnada por la bebida, ribeteado por una frase de Séneca que reza: "El borracho hace muchas cosas de las que se sonrojaría después estando sobrio"."ls coerza de zuer gue cfimjaml" [La cogorza de ayer fue criminal], me escribe mi amigo empresario desde Vladivostok, que también me pregunta por el último partido del Madrid, cuyo resultado (derrota por 2 a 1 frente al Sevilla) he preferido ocultarle para que no beba más por su cuenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario